Sumas y restas;
pros y contras;
pasados, futuros y presentes.

Eres todo y nada,
nada y absolutamente todo
en la suma de los pros,
en las contras de las restas;
eres todo en el pasado,
en el presente,
pero nada del futuro
pues no existe
si no estás para forjarlo.

El “amor”
pasó a ser únicamente un nombre propio
de quien, sin razón, te celabas;
son solo cuatro letras
que deletrean en las noches
tu nombre.

Eres, a fin de cuentas,
el amor más corto de mi vida;
y, a su vez, el verano más largo de la misma,
haciéndolo (al amor), en resumen de cuentas:
e
t
e
r
n
o
.

David G Zamudio

Anuncios